Work Spaces old

Antes los espacios de trabajo eran lugares jerárquicos, fríos y carentes de alma. Espacios donde el mayor acercamiento a la conciliación con la vida personal era un portarretratos encima de la mesa y lo más inspirador un salvapantallas de un paisaje tropical. Lugares muy lejanos a la realidad actual de los espacios de trabajo.

Desde entonces el diseño, la innovación, la tecnología y los cambios económicos y culturales han moldeado la concepción más tradicional y encorsetada que teníamos de estos entornos para convertirlos en lugares cómodos, modernos e inspiradores, espacios de trabajo donde prime el bienestar y la productividad.

Hoy en día ya nadie duda de que disponer de un entorno de trabajo eficiente incide directamente en la productividad de los empleados. Si a esto le sumamos las nuevas directivas de sostenibilidad y la lucha constante por liderar el mercado, nos encontramos con empresas que han invertido durante los últimos años en crear verdaderas “catedrales de la innovación” en sus compañías, encaminadas a la generación de ideas, facilitar la vida de sus empleados y a gestionar de forma eficiente los recursos energéticos.

Los nuevos entornos de trabajo en el futuro, el avance de la inteligencia artificial y la tecnología se orientará hacia tendencias más colaborativas que obligarán a las compañías a transformarse y adaptarse para compartir recursos humanos y físicos entre distintas empresas, eliminando excesos de espacio y fomentando la creatividad.

De este modo, hemos visto cómo durante los últimos años los propietarios han cambiado radicalmente su actitud hacia las oficinas flexibles, y ahora incluyen soluciones como la transformación de los espacios más antiguos para crear nuevos entornos de trabajo más atractivos y con capacidad de atraer a ocupantes procedentes de un amplio rango de sectores. Esta diversificación se ha traducido en una reducción del riesgo financiero para el propietario, sujeto en gran medida a la capacidad de gestión del operador.

Hoy día invertir en edificios pensados para las personas es hacerlo en la rentabilidad del negocio